La fragilidad de la memoria

“La fragilidad de la memoria. Representaciones, prensa y poder de una ciudad latinoamericana en tiempos del La Fragilidad de la Memoria 1modernismo. Mendoza [1885-1910]” 456 páginas. Con un Subsidio otorgado por el Fondo de la Cultura de la Provincia de Mendoza, año 1998/99. Ediciones de la Fundación del Centro Regional de Investigaciones Científicas y Técnicas [CRICYT- Mendoza]. Noviembre de 1999.

Breve descripción de la publicación

El presente estudio rastrea una etapa particular de la historia argentina a partir del seguimiento de la evolución, urbana y social, de la ciudad de Mendoza, en el tiempo de su ingreso en la modernidad de fin de siglo. El tiempo, son los finales del siglo XIX y los comienzos del veinte, un cuarto de siglo signado por el arribo del ferrocarril (1885) y el Centenario de la Revolución de Mayo (1910). La fuente documental utilizada, prioritariamente, es la prensa mendocina, a través de la lectura de los periódicos locales finiseculares.

Si bien la investigación desarrollada se refiere a una ciudad latinoamericana en particular, creemos que la validez de este estudio se entronca en un contexto mucho más globalizante, cual es el marco de un proceso expansivo y que fue la difusión de la  modernidad. Los motivos de su interés, conforme creemos advertir, son varios, entre ellos podemos señalar:

primero: la hipótesis general sobre la que se asienta el trabajo que es aquella de vincular los procesos sociales y culturales con los espaciales, sobre todo fijando la atención en la relación del poder con el espacio. Como éste no es neutro, sino que está cargado de significados históricamente determinados se propone estudiar este desarrollo en relación con un período histórico determinado;

segundo: el enfoque del trabajo presupone, por un lado, partir de la lectura y el análisis de la prensa local y de las crónicas modernistas que en ella tuvieron cabida,  y con este material, conformado previamente como corpus documental, inferir la relación entre los procesos sociales y políticos, las vinculaciones con el poder, y las de éste con el espacio ;

tercero, la teoría de las representaciones sociales, se presenta como una herramienta apropiada para comprender el complejo desarrollo de luchas de representación que se dan en el campo de lo simbólico y del imaginario social que subyacen en los artículos y las crónicas periodísticas, más allá de los análisis formales en cuanto género literario propio del modernismo del período.

cuarto: el período elegido, al que se le asigna un carácter fundacional en la conformación de la Argentina moderna. Esta etapa de la historia argentina es de mucha trascendencia ya que se ha instalado como el referente actual del mito de la “Argentina dorada”, en la que, representaciones mediante, se vivió una era de progreso y bienestar inédita en el país,  y a la que se evoca, en el presente, como una suerte de paraíso perdido de referencia.

 

ÍNDICE de contenidos

INTRODUCCIÓN

§ Acerca de la época.
§ El Centenario como apogeo de un proyecto de país.

§ El ingreso en la modernidad.
§ La prensa como fuente documental.
§ Ciudad, prensa  y representaciones.

CAPÍTULO I 1º
LA PRENSA COMO ESPACIO PÚBLICO DE DEBATE
Y DE LUCHA INTRAOLIGÁRQUICA

§ La elite dirigente mendocina.
§ La crónica periodística como producto de la modernidad.
§ La prensa modernista en el ámbito nacional y americano.
§ El periodismo mendocino hacia fines del siglo.
§ La prensa como lugar de argumentación.
§ La lucha de representaciones sociales.
§ La prensa como campo de lucha política.
§ La alegoría periodística opositora.
§ Conclusión.

CAPÍTULO IIº
PUEBLO VIEJO VERSUS CIUDAD NUEVA

§ Los primeros tiempos.
§ La ciudad criolla.
§ La iconografía urbana hacia 1860.
§ El terremoto y la reconstrucción (1861/63).
§ El cataclismo como metáfora del caos. La reinvención de la ciudad destruida.
§ La ciudad “bárbara” y la ciudad “civilizada”.
§ El déficit del Pueblo Viejo.
§ Dos ciudades, dos proyectos.
§ El contraste como argumento de la promoción inmobiliaria.
§ Un boulevard  como síntesis de la contradicción Ciudad Vieja  y Nueva.

CAPÍTULO IIIº
LA REALIDAD URBANA ENTRE 1885 – 1910

§ Una nueva racionalidad para interpretar la ciudad.
§ La ciudad según el plano de 1885.
§ Un nuevo sistema de acequias y el arbolado urbano como novedades de la Ciudad Nueva.
§ La provisión de agua corriente domiciliaria.
§ La epidemia de cólera en el verano de 1886/87.
§ Las luces del fin de siglo.
§ La ciudad en 1889 desde la óptica de un médico higienista.
§ El censo nacional de 1895.
§ Las condiciones higiénico-sanitarias según el Censo de la Habitación de 1896.
§ El censo municipal de 1903.
§ La situación  urbana y las representaciones de la ciudad, conforme al censo provincial de 1909.
§ La influencia externa: París, capital del siglo XIX.
§ La mirada del otro puesta en el “viajero”.
§ Conclusión.

CAPÍTULO IVº
LA “PUESTA EN ESCENA” POLÍTICA. LA REPRESENTACIÓN SEGÚN EMILIO CIVIT

§ Breve recorrida de una larga trayectoria política.
§ Consecuencias locales de la “revolución del ’90”.
§ La venta de tierras fiscales como forma de financiar obras públicas y el «affaire» de la renta diferencial.
§ El termalismo como recurso y la promoción del Estado.
§ La asignación de recursos como modo de definir políticas.
§ Modernos o modernistas.
§ El Álbum de Homenaje y la construcción del héroe civil.
§ Las imágenes y las alegorías literarias al servicio de la construcción simbólica.
§ Las influencias en la gestación de la propuesta civitista.
§ La proyectiva de Civit para Mendoza.
§ Conclusión.

CAPÍTULO Vº
EL HIGIENISMO FINISECULAR, ENTRE REPRESENTACIONES Y CONTROL SOCIAL. EL INTENTO DE ERRADICAR EL ARBOLADO PÚBLICO

§ La representación social de la salud y la enfermedad. El control social.
§ El Censo de 1895 como detonante.
§ El diagnóstico del higienista Coni.
§ Otra representación local de la situación sanitaria.
§ La puesta en marcha de la  “higienización”.
§ La búsqueda de nuevos argumentos.
§ Las representaciones foráneas sobre la higiene pública.
§ Una década después. Corolario de la gestión Coni.
§ La erradicación de los álamos carolinos.
§ El juego de argumentaciones periodísticas.
§ La desarticulación de la representación tradicional de la ciudad.
§ Otras maneras de eliminar los carolinos.
§ El arbolado público defendido como el “único adorno” de la ciudad.
§ Otra vez a la carga con la tala de árboles.
§ Conclusión sobre los carolinos.

CAPÍTULO VIº
DEL PARQUE DEL OESTE AL PARQUE SAN MARTÍN.
“…CUANDO CIVILIZAR ERA PLANTAR” 

§ El Parque del Oeste. Sus orígenes.
§ La estrategia para presentar el Parque. Los antecedentes legislativos.
§ La primera versión oficial.
§ El parque de Boulogne en París como modelo de referencia.
§ La moda y el estilo como expresiones modernistas.
§ La descripción del proyecto en la prensa oficialista.
§ El parque como promotor inmobiliario.
§ Una brisa de aire fresco para la ciudad vieja.
§ Las primeras oposiciones. La lucha de representaciones en la batalla periodística.
§ La contra-argumentación oficialista.
§ El Parque durante la primera  gobernación de Civit.
§ Entre el abandono y la resurrección.
§ El equipamiento complementario. Un zoológico y un lago de regatas.
§ El parque como promotor de nuevas prácticas sociales.
§ El Parque del Oeste en la Memoria de Obras Públicas de 1907/09.
§ Entre el dominio de lo público y lo privado.
§ Conclusión.

CAPÍTULO VIIº
LAS IDEAS MODERNAS Y LAS CONDICIONES DE HABITABILIDAD,
EN LAS REPRESENTACIONES Y EN LAS PRÁCTICAS SOCIALES.

§ El país en el mundo según la prensa mendocina.
§ La fiebre de negocios. El affairismo.
§ El lujo como estética del derroche.
§ A la altura de los tiempos.
§ La creciente carestía de la vida.
§ El accionar modernista en el gobierno municipal.
§ El ornato como instrumento del progreso. De la blanca ciudad colonial a la modernista ciudad coloreada.
§ Servicios públicos y quejas por su prestación.
§ El discurso oficialista respecto del accionar municipal.
§ El descanso dominical como innovación modernista.
§ La situación de habitabilidad de los sectores populares.
§ La vivienda obrera, conventillos y casas de inquilinato.
§ La aparición de la idea del confort. Embelequerías de gringos.
§ Precauciones antisísmicas. La nueva edilicia «contra-temblores».
§ La propaganda inmobiliaria como representaciones de la ciudad.
§ Conclusión.

CAPÍTULO VIIIº
LOS NUEVOS VALORES Y PRÁCTICAS SOCIALES,
EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA URBANIDAD MODERNA.

§ La llegada del ferrocarril en 1885. Las expectativas de la modernidad.
§ La celebración del progreso.
§ La exposición interprovincial de Mendoza en 1885.
§ De Palacio de la Exposición a Baños Públicos.
§ Actitud de la sociedad mendocina frente a su propio pasado.
§ El proceder frente a la inmigración y hacia los sectores populares.
§ Tolerancia y vigilancia. La reglamentación de la prostitución.
§ La moral pública, el desorden y el confinamiento del vicio.
§ El «Informe de Bialet Massé». Otra representación social de Mendoza.
§ Los “peligros” de la heterogeneidad urbana. La cotidianeidad emergente.
§ La ornamentación del espacio público.
§ La retórica del paseo como alternativa “moderna”.
§ El cosmopolitismo provinciano. Los espacios alternativos.
§ El cinematógrafo como involuntario desenmascarador de la representación vigente.
§ Conclusión.

EPÍLOGO:
MITOS, UTOPÍAS Y REPRESENTACIONES
EN LA MENDOZA MODERNISTA. 

§ La legitimación política de lo urbano.
§ Las representaciones sociales como instrumento de gestación y difusión de modelos.
§ El discurso mítico y el discurso utópico.
§ La versión mítica del Parque en la prensa actual.
§ La construcción de lo mítico en el discurso urbanístico mendocino.
§ Del paseo aristocrático al parque popular.
§ La “puesta en escena” de la modernidad.
§ Hacia un cambio de representación social de la ciudad.

FUENTES Y ARCHIVOS UTILIZADOS.
TABLA DE MATERIAS
TABLA DE ILUSTRACIONES.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *